Crema limpiadora de almendras Hauschka

Crema limpiadora de almendras que respeta el manto hidrolipídico de la piel, como ningún otro limpiador hace.

Voy a hacer mención especial en este post a una crema limpiadora que llevo usando durante años, de manera intermitente, pero que siempre acabo volviendo a utilizar.

A día de hoy puedo decir, después de haber probado otras marcas naturales muy buenas, ecológicas y con certificado bio, que es la única crema limpiadora que no me deja la piel nada seca, al contrario, lejos de eso, la hidrata perfectamente dejando un color óptimo de piel y una frescura y tersura únicas. No me había ocurrido esto nunca antes con otra crema limpiadora.

Repito, limpia en profundidad mientras deja la piel hidratada y tersa. Pocas cremas limpiadoras pueden ofrecer esta cualidad, de momento sólo conozco esta, y eso que he ido probando durante años diferentes marcas y formatos (cremas, geles y espumas).

El pequeño “handicap”, si es que lo tiene, es al desmaquillar ojos, que aunque indica claramente que no es óptima para desmaquillar, sino para limpiar la piel, Sí que retira bien el rimmel y lápiz de ojos, pero no lo recomendaría porque lleva piedrecitas y cuando se meten en el ojo siempre es muy molesto, y de eso quiero dejar constancia.

No desmaquilla bien, pero eso ya lo indica la propia la marca. Por eso me guardo otros limpiadores para desmaquillar ojos. Uno de la marca Nonique (gel limpiador) y otro de la marca Jean&Len (espuma), ambos con certificado bio y veganos, pero que no dejan la piel tan hidratada y tersa como el de Hauschka. Sin embargo desmaquillan muy bien, pero eso da para hablar largo y tendido en otro post.

Es muy importante cómo utilizar la crema limpiadora:

Humecedemos primero la cara con agua caliente y mezclamos la crema en la palma de la mano hasta obtener una suave emulsión. Se aplica sobre cara y cuello presionando suavemente, simulando así un efecto ventosa y siempre sin frotar, ya que obtendríamos el efecto exfoliación que tanto desaconseja la marca. Aclaramos luego con agua tibia y finalizamos con agua fría.

Este proceso – ritual que haremos cada mañana y noche, además de ayudar a limpiar y cuidar la piel, activa la circulación, por las pequeñas presiones que realizamos. Es además apto para todo tipo de pieles, hombres y mujeres.

Cuando veas los ingredientes que lleva, te los querrás comer todos!! Hacen una gran sinergia todos juntos. Y haría falta tener un buen regimiento de aceites en casa para preparártelos tú, aunque no es mala idea hacerlo, no lo descarto:

  • Aqua, Prunus Amygdalus Dulcis Meal, Anthyllis Vulneraria Extract, Calendula Officinalis Extract, Alcohol, Arachis Hypogaea Oil, Triticum Vulgare Germ Oil, Chamomilla Recutita Extract, Hypericum Perforatum Extract, Hamamelis Virginiana Extract, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Parfum, Citronellol*, Geraniol*, Malpighia Punicifolia Fruit Extract, Xanthan Gum, Algin. *componente natural de aceites esenciales

Y ya por último, para rizar el rizo, mencionar cómo esta marca obtiene sus productos, de manera Sostenible:

• Obtienen exclusivamente sus plantas, aceites y ceras de cultivo ecológico certificado (certificado de calidad biodinámica Demeter en muchos casos, que se otorga en actividades muy especiales) y en condiciones de comercio justo.

• Creen y trabajan aprovechando los materiales que la naturaleza proporciona, como por ejemplo, el uso del agua de lluvia, materiales de embalaje fáciles de reciclar y disponen de una planta de producción para el abono.

• Conservan los recursos siempre que sea posible. Instalaciones y equipos de fabricación trabajan al 100% con el certificado de electricidad verde desde hace muchos años. Usan la recuperación de calor y una forma geométrica de sus edificios para los propósitos de aire acondicionado.

La habéis utilizado ya? Qué pensáis?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario